Un festival y unas finales para poner el broche a un complicado pero precioso camino

Un festival y unas finales para poner el broche a un complicado pero precioso camino

No ha sido fácil, de hecho los organizadores han llegado a temer en varios momentos iban a tener que tirar la toalla, pero gracias a la actitud ejemplar de pelotaris, pelotazales, jueces y todos los que se han acercado al frontón Beloki, la XXIX edición del Memorial Goñi tendrá este viernes, a partir de las 21.30 horas, un final como se merece. El festival será muy completo, ya que además de tres partidos de pelota, se rendirá un cálido homenaje al equipo (los pelotaris Lazaro Ormazabal, Jon Gartziandia, Agustin Erostarbe, Jose Mari Sudupe,  Jose Luis Idiakez y Pedro Gordo y los responsables Daniel Apaolaza y Alejandro Albisua)que logró el Interpueblos de Gipuzkoa en 1970, en el 50 aniversario de su victoria. La taquilla del Beloki se abrirá a las 20.30 horas.

En el apartado deportivo, el festival comenzará con la final del Campeonato Popular. Oliveira-Cruz, los campeones de los últimos años, querrán mantener su hegemonía ante los jóvenes Urzelai-Babarro.

En cuanto al Memorial Goñi, la final del cuatro y medio de categoría promesas será un choque entre dos estilos. El lazkaotarra Ruiz de Larramendi es uno de esos pelotaris que le imprimen mucha velocidad a la pelota. En el último momento, Ruiz de Larramendi entró en el campeonato de parte de Hormaetxe y en los dos partidos disputados ha demostrado ser un sustituto de plenas garantías y estar muy fresco de golpe ante Olaetxea y Unai Alberdi. El de Lantz, por su parte, es un pelotari muy distinto, con una defensa enorme, pero que, gracias a sus grandes cualidades técnicas, también tiene una capacidad enorme para acabar los tantos. En semifinales el saque de Aitor Altuna le hizo mucho daño y tendrá que acertar más en el resto para calarse la txapela, ya que es una de las armas más efectivas de Ruiz de Larramendi.

¿Y qué decir de la final de élite? Pues que, sin duda, es uno de los partidos más atractivos que se pueden ver hoy en día en el campo aficionado; Mata-Gaskue contra Eneko Labaka-Sarasa. La pareja navarra dejó claro desde el primer día que eran uno de los grandes favoritos para vestir la txapela tras ganar con facilidad a Julen Alberdi e Iker Mariezkurrena. En semifinales también ganaron bien a otra gran pareja, Azketa-Aitor Elizegi, con exhibición del zaguero de Larraintzar. El del club Buruzgain es ahora mismo una de las principales referencias de los cuadros largos y Unai Mata también sabe terminar bien el tanto, algo en lo que tendrá que estar acertado para ganar.
Enfrente tendrán a un Eneko Labaka con la firme intención de calzarse la txapela de Zumarraga y Sarasa. El delantero de Albiztur ha sumado todo tipo de victorias en su carrera, pero le falta la del Memorial Goñi y este año tiene ante sí una gran oportunidad para calársela. El delantero del Aurrera Tolosa está con juego y lo evidenció en la semifinal del miércoles anterior, es un artista a la hora de terminar el tanto y tiene el oficio bien aprendido. Detrás tendrá a Joseba Sarasa, y si el de Eltzaburu es capaz de repetir el nivel de la semana pasada, estuvo muy seguro, están en condiciones de estar cerca del título, ya que forman una pareja de muy buen nivel. Si Sarasa consigue aguantar a Gaskue, tendrán mucho ganado.

Utzi erantzuna