Recambios de Asteasu para cerrar las semifinales del Memorial Goñi

Recambios de Asteasu para cerrar las semifinales del Memorial Goñi

Las cargadas agendas de los pelotaris en esta época del año vuelven a obligar a la organización del Memorial Goñi a realizar cambios de cara a la segunda semifinal y han encontrado en Astesu los recambios de garantías para responder a la gran respuesta que están obteniendo de los pelotazales durante todo el campeonato. El joven zaguero Julen Aizpuru suple a Arratibel como guardaespaldas de Prado, mientras que el veterano Urbieta suple a Arrieta junto a Garmendia.

En principio, los cambios no afectarán en exceso a la fisionomía de las parejas, ya que, con sus matices, se trata de pelotaris de similares características. Formado en el Gazteleku de Andoain, Julen Aizpuru es un zaguero que destaca por la potencia de su derecha, por la que ha despertado el interés de Zazpi Iturri de Amezketa, club con el que acaba de proclamarse campeón del Nacional de Euskal Herria. El riojano Prado gustó mucho en el partido de cuartos, cuando vencieron 22-12 a Alberdi-Oier Etxebarria, por lo que, si el guipuzcoano es capaz de dominar atrás, pueden formar un tándem muy sólido.

Urbieta, delantero que disputa partidos con Garfe, es uno de esos pelotaris que se conoce bien todos los frontones de nuestra geografía y, en ese sentido, parece complicado encontrar un sustituto más adecuado a Arrieta, otro pelotari curtido en todas las canchas. El oficio y la seguridad fue la clave que les dio la victoria ante Peru Labaka y Olaizola (10-22) y en ese sentido, parece que esa será la táctica a emplear este miércoles en el Beloki de Zumarraga. Se prevé un duelo de estilos entre la pujanza y el brío de los jóvenes y la experiencia de la pareja guipuzcoana.

En el Cuatro y Medio promesas serán Aristi y Julen Alberdi  los que buscarán el pase a la final, donde ya espera Ruiz de Larramendi. Los pelotazales de Zumarraga no tuvieron apenas oportunidad de conocer a Aristi, bonito pelotari de Getaria, ya que su enfrentamiento de cuartos ante Carregal apenas duró ocho tantos, ya que el de Galdakao recibió un fuerte pelotazo en la ceja que le impidió continuar. Sí que gustó, y mucho, el andoaindarra Julen Alberdi, quien se impuso con mucha soltura a Uribe por 9-22. No todo en la pelota es fuerza y el delantero guipuzcoano sacó provecho a su habilidad para hacer frente a a su desventaja física.

El atractivo festival arrancará a las 18.30 horas con la segunda semifinal del Torneo popular que medirá a Báez-Etxaniz contra Urzelai-Babarro.

Utzi erantzuna