Eneko Labaka no quiere quedarse sin la txapela del Memorial Goñi

Eneko Labaka no quiere quedarse sin la txapela del Memorial Goñi

Son pocas las txapelas de aficionados que Eneko Labaka no se ha calado, la de Zumarraga es una de ellas y el de Albiztur no piensa quedarse sin ella. Al menos así lo ha demostrado, ayudado por un buen Sarasa que solo ha cometido un fallo, para ganar 22-13 a Elola-Aldabe. En un largo festival de más de tres horas, el navarro Oskoz también ha conseguido el pase para el 16 de octubre tras superar a Aitor Altuna por 22-19 y, tras remontar un partido que tenían muy cuesta arriba, Urzelai-Babarro son los segundos finalistas del Torneo Popular al imponerse por 16-18 a Alemán-Baez. En el último miércoles de este año, los pelotazales han respondido de maravilla una vez más y ha habido un bonito ambiente en el frontón Beloki.

En la semifinal de élite parejas, Eneko Labaka se ha reafirmado como uno de los principales referentes en esta categoría. Elola ha llegado a Zumarraga en una gran racha de juego, y así ha comenzado el partido, imprimiéndole mucha velocidad a la pelota y acierto en ataque (0-4). Sin embargo, Eneko Labaka ha sabido leer el partido a la perfección, ha sido capaz de sujetar el explosivo inicio del bidaniarra y, poco a poco, ha conseguido desnivelar el partido hacia su lado. A pesar de ser inferior en golpe, ha conseguido equilibrar el partido rápidamente (4-4) y no sólo eso, los rojos se han adelantado por dos tantos. Ninguno de los dos zagueros se ha impuesto claramente en el peloteo,por lo que el partido ha estado adelante y ahí Eneko Labaka ha sido mucho más resolutivo, con más acierto y, sobre todo, acumulando muchos menos fallos. Al final, los azules han perdido 11 pelotas, además de una falta de saque –en un intento de Elola desde el txoko– 7 del delantero y 4 el zaguero y ahí ha estado la clave del partido, ya que sus rivales sólo han concedido cuatro regalos. Si hasta el empate a siete ha sido un duelo equilibrado, a partir de ahí los colorados se han impuesto con facilidad y se han clasificado merecidamente para la final. Mata-Gaskue serán sus rivales en un partido de mucho nivel.

En el cuatro y medio de promesas, Javi Oskoz será el rival de Ruiz de Larramendi en la final, tras ganar 22-19 a Aitor Altuna en un partido que se ha terminado alargando mucho. Además de una gran defensa, el de Lantz ha demostrado ser un delantero que se desenvuelve muy bien en ataque, acertando en el saque-remate, ha cogido desde el principio el bastón de mando del partido (6-1). A Altuna le ha costado hacerse con el saque y tampoco cuando lo ha conseguido le ha podido sacar rendimiento, ya que ha cometido falta en su primer intento. El de Oberena ha hecho un partido muy serio y parecía que tenía el pase a la final en el bolsillo cuando se ha adelantado 20-11, pero al final ha tenido que sufrir para sacar el partido adelante. Y es que a  pesar de que ha terminado cometiendo 3 faltas, el delantero de Aurrera-Tolosa le ha hecho mucho daño con el saque, al que le ha imprimido gran velocidad, ha conseguido nueve tantos con el primer pelotazo y se le ha acercado 20-19. Ahí, sin embargo, tras un peloteo intenso, el pelotari tolosarra ha mandado la pelota a la chapa y ahí se le han acabado las esperanzas.

Utzi erantzuna