El oficio de Eneko Labaka frena el ímpetu de Murua y Arbizu

El oficio de Eneko Labaka frena el ímpetu de Murua y Arbizu

La pelota ha vuelto a sonar en un Beloki en un festival de contrastes en el que cabe destacar el ejemplar comportamiento de los pelotazales que se han acercado en buen número a la vuelta del Memorial Goñi y que han cumplido el estricto protocolo de seguridad implantado. En el plano deportivo, Jabi Oskoz y Eneko Labaka-Sarasa han logrado el pase a semifinales en dos partidos disputados.

Dicen que sabe más el diablo por viejo que por diablo y el oficio de Eneko Labaka, curtido en mil batallas, le ha servido para, con un Sararsa irregular, frenar el ímpetu de Murua y Arbizu, que les han puesto las cosas muy difíciles. Es un zaguero poco ortodoxo, todavía le quedan bastantes aspecto por pulir, pero el pelotari de Etxarri Aranatz Aaron Arbizu ha causado una grata impresión, demostrando que tiene mucho nervio en su derecha, por mucho que no sea un zaguero de mucha envergadura. Ha pegado un buen par de pelotazos ha mostrado una peculiar defensa de botivolea y ha sido superior a un Sarasa que no ha estado todo lo sólido que suele.

A Eneko Labaka también le ha costado algo entrar en calor, pero en un partido en el que casi siempre han ido por delante, ha guardado lo mejor de su repertorio para los tantos de la verdad, como el gancho que ha cruzado con 18-17 en el marcador y los azules en plena efervescencia. Mutua ha mostrado posturas, pero ha tenido menos protagonismo del que su pareja hubiera necesitado para llevarse el gato al agua.

En el duelo  de estilos del cuatro y medio, la enorme defensa y la precisión del navarro Javi Oskoz le ha servido para deshacerse (17-22) de un Beñat Senar que, por momentos, ha dado la impresión de que podía atropellarlo con la violencia de sus saques, jugada con la que ha conseguido hasta siete tantos. El primero de esta vuelta del Memorial Goñi ha sido un partido de tacadas, en el que cada pelotari ha hecho mucho daño con su pelota, pero en el que la calidad ha terminado imponiéndose a la potencia. Con grandes parciales por ambos lados, la eliminatoria ha ido igualada hasta el 9-10, momento en el que el pelotari de Oberena parecía haber roto el partido al adelantarse 9-19 gracias a sus recursos ofensivos, moviendo a su rival de lado a lado de la cancha y también haciendo daño con el primer pelotazo. Sin embargo, el pelotari ataundarra no había dicho su última palabra y ha ido acercándose en el marcador, llegando a apretar 17-21, pero sin poder culminar la remontada.

En el festival que ha abierto esta nueva etapa del Memorial Goñi, Zubizarreta-Telleria se han impuesto por 18 a 7 a Ituarte-García.

Utzi erantzuna